23 Abr 2012

Comprar seguidores en Twitter, una realidad

Negocios, Redes Sociales Sin comentarios

Lo que en un principio nació como una red social más, para mantenerse informado y poder informar, empieza a llegar hasta límites insospechados para muchas empresas. Nos referimos a Twitter, la red social en la que todas las grandes empresas y famosos que se precian deben estar.

Parece ser que lo importante básicamente es aparentar popularidad, y muchos no tienen ningún tipo de reparo en comprar seguidores y dar a enteder que la marca o personaje tiene un gran número de fans.  Por 22 euros, cualquiera puede comprar 1.000 seguidores en Twitter.

“Comprar seguidores de Twitter ayuda a que miles de seguidores estén informados acerca de tu producto o servicio en tiempo real”, reza el texto promocional de una  empresa que ofrece seguidores en Internet. “Teniendo seguidores relacionados con el giro de tu negocio, lo único que tienes que hacer es mostrarles una oferta que no puedan rechazar.”

La compra de seguidores es un fenómeno subterráneo del que se habla poco, pero que va creciendo. Nadie habla en voz alta de ello pero cuando un twittero tiene segudores sin fotografia y entonces le aparece un huevo, se trata de algo sospechoso. De ahí que se le llame perfiles llenos de huevos.

Las marcas llevan tiempo obsesionadas con su presencia en las redes sociales. Suelen recurrir a empresas de mercadotecnia externas para que les gestionen su presencia en la Red. La petición suele ser casi siempre la misma: necesitamos tener más seguidores, más visitas, más fans.

Pero no se trata de hechos aislados en una sola red social. Fue a finales de 2010 cuando una marca de bebidas, consiguió multiplicar por 10 su popularidad en menos de un mes en su cuenta de Facebook: el número de fans que decían que les gustaba la marca en esta red empezó a experimentar crecimientos espectaculares, con incuso subidas de 8.000 personas en un día. a única explicación viable es la artimaa de compra de fans.

Sin respuestas a “Comprar seguidores en Twitter, una realidad”

Dejar un comentario