14 Mar 2011

Facebook separa casi tanto como une

Redes Sociales Sin comentarios

Según un estudio publicado por la revista CyberPsychology and Behaviour Journal, Facebook, la red social que cuenta con el 8% de la población mundial entre sus miembros, superando los 600 millones de usuarios, ha sido la causante del divorcio de unos 28 millones de matrimonios en 2010.

El estudio desvela además que el 95% de los usuarios ha buscado alguna vez, a alguna de sus ex-parejas. También se dan infidelidades que más tarde o más temprano acaban siendo descubiertas. El estudio publicado en CyberPsychology and Behaviour Journal, señala que el problema se encuentra en que las redes sociales cambiaron la percepción de lo que es público y privado.

En un estudio realizado por La Academia Americana de Abogados Matrimoniales (AAML, en sus siglas inglesas) los letrados entre los que se realizó la encuesta desvelaron que en los últimos cinco años utilizaron información de las redes sociales como evidencia de infidelidad. Un 66% de los encuestados eligió Facebook, un 15% MySpace y un 5% Twitter, como prueba. El mismo estudio revela que en el 81% de los procesos judiciales de divorcio en Estados Unidos, los ejemplos de infidelidad que se presentan, son muestras de la interacción de los acusados dentro de las redes sociales, y Facebook, resulta ser la causa de 1 de cada 5 divorcios en ese país.

En la comunidad hispana encontramos que México ocupa el primer lugar dentro de Facebook, con 20 millones de usuarios que se conectan a la red social una media de 4 horas al día. En este país, 3 de cada 6 divorcios se han producido por infidelidades llevadas a cabo en dicha red social. En ocasiones todo empieza con peleas en la pareja por acceder a la red desde la cama antes de levantarse, a través de portátiles o smartphones.

En España no es necesario alegar motivos para divorciarse, pero aunque eso no sea relevante en un juicio, si la ex-pareja se dedica improperios a modo de despedida en sus perfiles, el divorcio puede acabar en un proceso penal. “Si es él el que insulta o amenaza a la mujer a través de internet, el caso se trasladaría a los juzgados de violencia de género”, explica Alicia Neira, del bufete de abogados de familia Lex5. Si, por el contrario, es ella la que injuria a su ex-marido, “el proceso también se llevaría a cabo por la vía de lo penal por injurias y calumnias”, concreta la abogada. “Eso sí” añade, “siempre que el insulto sea visible públicamente o sea el denunciante quien lo ha recibido en su perfil de Facebook porque si no la prueba no sería admisible en un juzgado”.

Sin respuestas a “Facebook separa casi tanto como une”

Dejar un comentario